TARQUINO, EL PRIMER TORO DE RAZA QUE SE IMPORTA (23/4/1823)

TARQUINO, EL PRIMER TORO DE RAZA QUE SE IMPORTA. El 23 de abril de 1823, se importa el primer toro de raza, destinado a mejorar la ganadería argentina. Durante siglos la riqueza fundamental del territorio argentino fue la ganadería. La abundancia de pastos y el clima favorecieron la multiplicación natural de animales y en los tiempos del virreinato, la estancia se convirtió en el eje principal de la economía. Esta actividad, tenía además la ventaja, para un país despoblado, de necesitar muy poca mano de obra, ya que un capataz y diez peones, bastaban para atender 10.000 cabezas de ganado. Por mucho tiempo el ganado vacuno, criado a campo abierto, no fue objeto de ninguna mejora. En cambio los caballos comenzaron a mestizarse a partir de una curiosa situación: cuando el general inglés Guillermo Beresford, fracasó en su intento de invadir el Río de la Plata, debió salir del país abandonando su caballo de y de la cruza con ese animal, comenzó a surgir el caballo criollo. Al establecerse los primeros saladeros, se hizo necesario mejorar la calidad de los vacunos, para obtener mejores cueros y fue entonces cuando el ganadero escocés John Miller trajo a Buenos Aires el primer reproductor de la raza Shorthorn que llegó al país y al que llamó “Tarquino”. Miller, que vivía en Buenos Aires desde 1810, llevó a Tarquino a la estancia “La Caledonia” que poseía cerca de Cañuelas, donde también criaba ovejas Merino. A partir de ese momento se elevó la calidad de los animales de tal manera que la Argentina se convirtió años más tarde en una verdadera fábrica de carne, sobre todo a partir del nacimiento de la refrigeración. El toro Tarquino tiene su estatua en la entrada de la Sociedad Rural de Palermo, en Buenos Aires.

3 Comentarios

  1. laura Panajotti Miller

    He Leido con mucho interès el articulo que habla de Tarquino. Agradezco mucho que alguien se interese de la personas que forjaron el prestigio de nuestro pais. Aunque si ahora alojo en el exterior recuerdo siempre con dolor y pasiòn lo que mis antepasados hicieron por mi pais.
    Laura Panajotti Miller

    Responder
  2. Rafael Val Aparicio

    Buenos días Laura,
    Vivo a unos metros del monumento a Tarquino…y por ende a tu familiar, el precursor de la ganaderia…gracias…
    Pioneros como Miller….hicieron grande nuestra patria…

    Responder
  3. Martín F.Baca

    La raza es mansa por naturaleza y noble, hay que intentar que vuelva su cría al interior del País. San Luis.Arg.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>