EL PUENTE “LA NORIA” (1802)

Al igual que otros puentes que cruzan el Riachuelo, el Puente La Noria posee una historia que se remonta a los tiempos de la colonia. En esa época, se lo conocía como Paso de Zamora y era un simple vado que permitía el cruce, ya que, según los baquianos de la zona, era el lugar más apropiado por su baja profundidad y su firme fondo de tosca.

Primero, fueron las carretas y las balsas, los medios que lo utilizaban para cruzar el Riachuelo  y  según los historiadores,  en  1806, por ese antiguo Paso que estaba  muy cerca de lo que hoy es el puente La Noria, cruzó hacia la Gran Aldea,  la División Gower del ejército británico, que intentó, en vano, invadir Buenos Aires y nuevamente en 1807, fue el paso que usaron las tropas inglesas para entrar a la ciudad de Buenos Aires, durante su segunda invasión y eso era comprensible, ya que aquel sector de un Riachuelo serpenteante,

Luego, ya en siglo XIX, con durmientes de quebracho, se afirmó aún más el lecho del río en ese tramo, haciéndolo más seguro y transitable. Desde aquel entonces, el sitio fue un paso obligado del tránsito y de las comunicaciones de la época que, con el paso de los años, no perdió utilidad. Tanto fue así que, a mediados de 1871, el gobierno decidió construír en el lugar, un puente que reemplazara a esa antigüa y precaria estructura. Para ello, el ministro de Obras Públicas de la Nación, el ingeniero LUIS A. HUERGO, adquirió en Gran Bretaña 120 tramos de estructura metálica, con pavimento de granito, que conformaban una calzada con un carril por cada sentido. Tal vez por cuestiones políticas o burocráticas, el bautizado “Paso de la Noria” sólo fue inaugurado recién en 1906.  En el otoño de 1935, según reflejan las crónicas de la época publicadas por el diario La Nación”, el gobierno nacional dispuso invertir  930.000 pesos para que simultáneamente con la rectificación del curso del Riachuelo, se corriera el Paso de la Noria unos 600 metros hacia el Oeste y se levantara un nuevo puente por el que se extendía la prolongación de la avenida General Paz. El flamante puente,  inaugurado un año después, era de estructura metálica, de tres tramos (dos fijos y uno basculante) y tenía una capacidad de tránsito para 15.000 vehículos por día, todo un récord para aquella época y este el es el complejo que actualmente existe, pintado de amarillo y blanco.

2 Comentarios

  1. Mariano

    Estimados. Muy interesante su nota, sabrian, especificamente, porque el puente se llama “La Noria”? a q debe su nombre’.

    Gracias

    Slds

    Mariano

    Responder
    1. Horacio (Publicaciones Autor)

      No lo sabemos y le agradeceremos si nos pasa ese dato. Horacio

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>